CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO AFECTADOS POR EL COVID-19

 

Consideraciones generales en los dos tipos más comunes de Contratos de Arrendamientos urbanos:

 

  1. Arrendamientos de vivienda habitual:
    1. Supuestos de prorroga legal de hasta 6 meses a partir de los 2 meses del fin del estado de alarma.
    2. Supuestos de moratoria de la renta: aplazamiento o condonación del pago de por Concurrencia de situación de vulnerabilidad. Plazo de comunicación obligatoria.
    3. Linea de avales por situación de vulnerabilidad de hasta 6 meses de renta.
    4. ¿Cuáles son los requisitos y documentación que debe justificar el arrendatario para su beneficio?
    5. ¿Cuáles son las actuaciones de control y verificación que puede realizar el arrendador para evitar el abuso o fraude?
    6. La Suspensión temporal de desahucios y lanzamientos judiciales. Máximo 6 meses: supuestos y excepciones.
    7. La Prórroga de la duración del contrato de arrendamiento de vivienda. Supuestos y plazo.

 

Todas estas medidas están dirigidas a evitar el desahucio y desalojo de viviendas habituales por parte de familias en situación acreditada de vulnerabilidad, como también garantiza a la propiedad el derecho a recibir una renta por el bien inmueble que tienen en alquiler.

 

  1. Arrendamientos de locales comerciales o negocio:
    1. Prohibición de apertura de local decretada por el Gobierno.
    2. Apertura de local con actividad afectada económicamente por la crisis post Covid-19. Aplicación de doctrina del Tribunal Supremo de la cláusula rebus sic stantibus.

 

Doctrina del Tribunal Supremo que nos dice que en casos de imprevisibilidad de circunstancias o acontecimientos posteriores a la firma del contrato, dicha “alteración de las circunstancias que puede provocar la medicación o, en último término, la resolución de un contrato”.

 

En estos casos tanto propietario como arrendatario tienen intereses diferenciados, el primero ha cumplido con la entrega del local y su posesión pacifica por lo que exige el pago de la renta, y el arrendatario sufre las consecuencias de la crisis económica origen en la inesperada alerta sanitaria del Covid-19 y desea renegociar las condiciones del contrato y en particular la renta a pagar mensualmente.

 

Ante este escenario se hace necesario el estudio del contenido del contrato firmado, y en atención a la actividad que se desarrolla en él, valorar la afectación que ha sufrido el negocio o sobrevendrá en adelante como consecuencia de una disminución de ingresos objetiva en los sucesivos meses. Corresponderá al arrendatario la carga de la prueba de esas circunstancias desfavorables que le apoyen para solicitar unas nuevas condiciones ya que en caso de no quedar debidamente justificado la propiedad podrá exigir el pago de la renta que en caso de impago podrá conllevar su reclamación judicial o bien el desahucio.

 

Póngase en contacto con nuestro despacho y le asesoraremos de cuál es su situación, defendemos sus derechos e intereses. Somos expertos en Arrendamientos y gestión patrimonial con más de 22 años de experiencia.

Miembro de la comisión de Derecho Civil del Ilustre Colegio de Abogados de Murcia.

 

 

EL ARRENDAMIENTO DE LOCALES COMERCIALES AFECTADOS POR EL CIERRE DECRETADO POR EL GOBIERNO

 

 

El Estado ha establecido el cierre de locales comerciales durante el estado de alarma. Para estos casos se produce según la doctrina jurisprudencial un cambio extraordinario e imprevisible de las circunstancias que sirvieron de base al contrato, de manera que su ejecución resulte excesivamente onerosa para una de las partes o se haya frustrado el fin del contrato.

 

En tales supuestos podrán establecerse por las partes nuevas condiciones dentro del contrato, bien de mutuo acuerdo o bien acudiendo a los juzgados y tribunales en aplicación de la doctrina legal que reestablezca el equilibrio de las condiciones.

 

Igualmente nos encontraremos con supuestos de actividades o negocios en  locales comerciales que sin haber tenido que cerrar por decreto del Estado, o habiéndolo hecho, una vez reanudada su actividad, se han visto afectadas por una disminución de sus ingresos (post crisis COVID-19), y en estas circunstancias también cualquiera de las partes podrá solicitar la revisión del contrato para adaptarse a las nuevas circunstancias, atendiendo a las particulares de cada caso.

 

En LG Abogados le asesoraremos en los derechos de su contrato de arrendamiento, realizaremos el estudio de las cláusulas/pactos, a la vez que realizaremos la verificación  y control de los requisitos legales que concurran en la defensa de sus intereses.

Contacte a través del formulario o llamando al 868 912 011

He leído y acepto la Política de Privacidad